icon
Comience a escribir para ver los productos...
  • Menú Menú
  • Categorías Categorías

Carrito de compras

Cerrar
ENVÍOS A TODO MÉXICO DESDE $99.00
ENVÍOS A TODO MÉXICO DESDE $99.00
Menu
WHATSAPP → 24/7
CORREO ELECTRONICO
WHATSAPP → 24/7
CORREO ELECTRONICO
close
Comience a escribir para ver los productos...

Ideas para compartir Ideas para compartir

Ideas para compartir Ideas para compartir

Consejos prácticos para que tus zapatos sigan brillando como el primer día Consejos prácticos para que tus zapatos sigan brillando como el primer día

Cuando adquieres un nuevo par de zapatos seguramente al sacarlos de su caja deseas que se siempre se vean así. Sobre todo cuando el color, diseño y material de fabricación te gusta mucho y estuviste ahorrando por meses para comprarlos. Sigue leyendo, pues te diremos algunos consejos prácticos para que tus zapatos sigan brillando como el primer día de uso.

La vida de cualquier prenda depende no solo de la calidad del tejido y de su elaboración, sino también del cuidado que le demos. Lo mismo ocurre con cualquier tipo de zapatos o calzado. Aunque tu nuevo par de zapatos sea de excelente calidad, es necesario cuidarlos de una determinada manera para que se mantengan en buenas condiciones por mucho tiempo. Toma nota de los siguientes tips:

1. Utilizar moldes (hormas)

Lo mejor que puedes hacer una vez que te quitas los zapatos es ponerles una horma para que recupere su forma original. Al utilizar moldes especiales para zapatos, el material del calzado, en particular si es de piel, no se marcará ni se arrugará.

Asegúrate que la horma sea de madera o, en caso de no conseguir, puedes adaptar o usar una de papel. Utilizar moldes para preservar la forma de los zapatos también tiene beneficios adicionales. Por ejemplo, ayudará a absorber el sudor del pie o la humedad de la planta en un día lluvioso.

Hormas moldes para conservar la forma de los zapatos

2. No usar el mismo par diario

Usar los mismos zapatos durante muchos días continuos contribuye a que su desgaste sea acelerado. Es mejor darle un descanso a tus zapatos favoritos por unos cuantos días. Esto permite que casi cualquier tipo de zapato recupere su forma, al mismo tiempo evita que el cuero se marque con líneas que le van quitando su apariencia natural y original. Seguramente identificas a la perfección las marcas que van desarrollándose en el empeine de muchos zapatos escolares o tenis.

3. Utilizar un calzador

Aunque puede sonar anticuado, los calzadores son una pequeña pero efectiva herramienta que puede ayudarte a alargar el aspecto saludable de tus zapatos. El uso de un calzador contribuye a que tus zapatos sigan luciendo como nuevos. Su función es evitar que el calzado pierda su forma por la presión del talón cada vez que se usa.

Consigue productos para el cuidado de tus zapatos en El Oso. Productos amigables con el medio ambiente para el cuidado de todo tipo de calzado y artículos de piel. Envíos a toda la República Mexicana. CLIC AQUÍ

4. Limpiar los zapatos cuando se requiere hacerlo

Es importante utilizar siempre el material de limpieza de calzado adecuado. Recomendamos, y esto es casi imperativo, que siempre procures limpiar tus zapatos al quitarlos. Cuando se derrama cualquier líquido o sólido sobre los zapatos, las manchas se secan pronto. Por lo tanto, las manchas que no se elimina oportunamente, son más difíciles de quitar después. Los materiales más comunes y efectivos para la limpieza de zapatos son:

  • Grasa o crema para calzado
  • Cepillo para quitar el polvo
  • Esponja lustradora
  • Cera líquida
  • Jabón de calabaza para piel
  • Otro tipo de limpiadores líquidos o en spray para tenis, piel, vinil, lona y tela

Es especialmente relevante que el cepillo debe usarse dos veces durante el proceso de limpieza de los zapatos. Primero, antes de la limpieza a profundidad. Posterior a la limpieza completa para resaltar el brillo, debe cepillarse el calzado una vez que se haya aplicado el abrillantador final.

Limpieza de zapatos: tips básicos para mantener cualquier zapato en buenas condiciones

5. No abusar del uso de cremas y abrillantadores

Usar demasiado producto para intentar cuidar los zapatos puede ser contraproducente. Lee las instrucciones de uso de los productos para el cuidado correcto del calzado. Si se usa mucha grasa o brillo se puede acumular residuos del producto en el cuero del zapato. Esto impide la correcta transpiración y puede cambiar su color original.

6. Proteger antes de que aparezcan las manchas

Como ya lo mencionamos, se debe procurar limpiar lo antes posible las manchas. Usa un spray antimanchas o cualquier otro producto especializado para remover manchas en los zapatos. Después frota con un paño limpio de gamuza antes de usarlos de nuevo.

7. Almacenar o guardar apropiadamente

Si vas a salir de viaje o simplemente por el cambio de temporada no vas a utilizar durante un tiempo algunos zapatos, te aconsejamos que limpies con el material adecuado tus zapatos. Posteriormente los zapatos se debe guardar en bolsas de algodón para calzado. Lo mejor es poner cada par en su propia bolsa de algodón o cada zapato en una bolsa individual. Si no cuentas con bolsas y tienes espacio, puedes usar cajas de cartón que te dan al comprar los zapatos o conseguir cajas de plástico organizadoras de calzado.

Si sigues estos siete consejos prácticos para que tus zapatos sigan brillando como el primer día disfrutarás mucho tiempo de tus zapatos favoritos, al mismo tiempo que los usarás con toda la seguridad. Con unos zapatos impecables un atuendo puede resaltar. Al mismo tiempo que llevar un conjunto de ropa aunque bonito y elegante, puede verse opacado por unos zapatos descuidados, sucios y con claros signos de deterioro. 

¡Nada como lucir unos zapatos impecables en cualquier ocasión!

Cuando adquieres un nuevo par de zapatos seguramente al sacarlos de su caja deseas que se siempre se vean así. Sobre todo cuando el color, diseño y material de fabricación te gusta mucho y estuviste ahorrando por meses para comprarlos. Sigue leyendo, pues te diremos algunos consejos prácticos para que tus zapatos sigan brillando como el primer día de uso.

La vida de cualquier prenda depende no solo de la calidad del tejido y de su elaboración, sino también del cuidado que le demos. Lo mismo ocurre con cualquier tipo de zapatos o calzado. Aunque tu nuevo par de zapatos sea de excelente calidad, es necesario cuidarlos de una determinada manera para que se mantengan en buenas condiciones por mucho tiempo. Toma nota de los siguientes tips:

1. Utilizar moldes (hormas)

Lo mejor que puedes hacer una vez que te quitas los zapatos es ponerles una horma para que recupere su forma original. Al utilizar moldes especiales para zapatos, el material del calzado, en particular si es de piel, no se marcará ni se arrugará.

Asegúrate que la horma sea de madera o, en caso de no conseguir, puedes adaptar o usar una de papel. Utilizar moldes para preservar la forma de los zapatos también tiene beneficios adicionales. Por ejemplo, ayudará a absorber el sudor del pie o la humedad de la planta en un día lluvioso.

Hormas moldes para conservar la forma de los zapatos

2. No usar el mismo par diario

Usar los mismos zapatos durante muchos días continuos contribuye a que su desgaste sea acelerado. Es mejor darle un descanso a tus zapatos favoritos por unos cuantos días. Esto permite que casi cualquier tipo de zapato recupere su forma, al mismo tiempo evita que el cuero se marque con líneas que le van quitando su apariencia natural y original. Seguramente identificas a la perfección las marcas que van desarrollándose en el empeine de muchos zapatos escolares o tenis.

3. Utilizar un calzador

Aunque puede sonar anticuado, los calzadores son una pequeña pero efectiva herramienta que puede ayudarte a alargar el aspecto saludable de tus zapatos. El uso de un calzador contribuye a que tus zapatos sigan luciendo como nuevos. Su función es evitar que el calzado pierda su forma por la presión del talón cada vez que se usa.

Consigue productos para el cuidado de tus zapatos en El Oso. Productos amigables con el medio ambiente para el cuidado de todo tipo de calzado y artículos de piel. Envíos a toda la República Mexicana. CLIC AQUÍ

4. Limpiar los zapatos cuando se requiere hacerlo

Es importante utilizar siempre el material de limpieza de calzado adecuado. Recomendamos, y esto es casi imperativo, que siempre procures limpiar tus zapatos al quitarlos. Cuando se derrama cualquier líquido o sólido sobre los zapatos, las manchas se secan pronto. Por lo tanto, las manchas que no se elimina oportunamente, son más difíciles de quitar después. Los materiales más comunes y efectivos para la limpieza de zapatos son:

  • Grasa o crema para calzado
  • Cepillo para quitar el polvo
  • Esponja lustradora
  • Cera líquida
  • Jabón de calabaza para piel
  • Otro tipo de limpiadores líquidos o en spray para tenis, piel, vinil, lona y tela

Es especialmente relevante que el cepillo debe usarse dos veces durante el proceso de limpieza de los zapatos. Primero, antes de la limpieza a profundidad. Posterior a la limpieza completa para resaltar el brillo, debe cepillarse el calzado una vez que se haya aplicado el abrillantador final.

Limpieza de zapatos: tips básicos para mantener cualquier zapato en buenas condiciones

5. No abusar del uso de cremas y abrillantadores

Usar demasiado producto para intentar cuidar los zapatos puede ser contraproducente. Lee las instrucciones de uso de los productos para el cuidado correcto del calzado. Si se usa mucha grasa o brillo se puede acumular residuos del producto en el cuero del zapato. Esto impide la correcta transpiración y puede cambiar su color original.

6. Proteger antes de que aparezcan las manchas

Como ya lo mencionamos, se debe procurar limpiar lo antes posible las manchas. Usa un spray antimanchas o cualquier otro producto especializado para remover manchas en los zapatos. Después frota con un paño limpio de gamuza antes de usarlos de nuevo.

7. Almacenar o guardar apropiadamente

Si vas a salir de viaje o simplemente por el cambio de temporada no vas a utilizar durante un tiempo algunos zapatos, te aconsejamos que limpies con el material adecuado tus zapatos. Posteriormente los zapatos se debe guardar en bolsas de algodón para calzado. Lo mejor es poner cada par en su propia bolsa de algodón o cada zapato en una bolsa individual. Si no cuentas con bolsas y tienes espacio, puedes usar cajas de cartón que te dan al comprar los zapatos o conseguir cajas de plástico organizadoras de calzado.

Si sigues estos siete consejos prácticos para que tus zapatos sigan brillando como el primer día disfrutarás mucho tiempo de tus zapatos favoritos, al mismo tiempo que los usarás con toda la seguridad. Con unos zapatos impecables un atuendo puede resaltar. Al mismo tiempo que llevar un conjunto de ropa aunque bonito y elegante, puede verse opacado por unos zapatos descuidados, sucios y con claros signos de deterioro. 

¡Nada como lucir unos zapatos impecables en cualquier ocasión!

#title#

#price#
×